Por qué se debe tener disciplina con amor

Kangaroo    Kangaroo    Martes, mayo 5, 2015

Por: Claudia Castro

Para educar a un niño es importante enseñarle a tener una disciplina en su vida, se debe tener paciencia, firmeza y mucho amor. Este es un proceso que se da poco a poco. Esto consiste en guiar a los hijos para que sepan qué está bien o mal; pero para lograrlo se debe invertir tiempo con los hijos para tener los espacios de calidad y cantidad. Dedicarles tiempo es lo que permite conocer a los hijos y definir una manera particular de disciplinarlos. Es claro que disciplinar no es castigar sino enseñar. Vale la pena aclarar que son los padres los primeros profesores en la vida del niño. Es común ver a algunos padres que disciplinan a los hijos para prevenirlos del peligro por ejemplo no coger la plancha cuando está encendida entre otras.

Los padres deben tener la convicción que ejercer disciplina es una labor importante que está a cargo de ellos. Es el mejor regalo que se puede hacer a los hijos, pues es el camino que lleva a lograr lo que se quiere, tener una sana convivencia, desplegar las habilidades y potenciar lo que se tiene.

Para un niño es muy importante definir los valores, hábitos y actitudes; esto implica tener claro y decidir qué es lo realmente importante para la familia en la educación de los hijos. Saber hacia dónde queremos llegar es el punto de partida en el ejercicio de la disciplina. A partir de esto se establecen estrategias para ir aplicándolas en los niños.

Lo ideal sería tener un equilibrio entre el autoritario y el permisivo. La idea es lograr un equilibrio: identificar y transmitir los límites, enseñar las cosas permitidas y las que no, corregir de manera constructiva y positiva las conductas inadecuadas, mostrarles sus errores y las consecuencias de sus actos, evitar los castigos, dar autonomía y reconocer los éxitos para hacer sentir a los niños capaces. Para lograr resultados positivos en la educación de los niños con disciplina se debe ser firme sin ser dominante, hay que tener claro que en casa no se debe tener una actitud de autoridad sino que los niños deben reconocer el poder de los padres como un proceso que se construye con una relación amorosa y firme.

Es importante hacer exigencias razonables y tener cuidado con lo que se exige al niño ya que si se pide más de lo que el niño puede dar se puede llevar al niño a la frustración por no responder a lo que los padres esperan. También los padres deben ser conscientes hasta donde ellos como educadores pueden implantar una disciplina y hacerla cumplir porque si los niños no ven firmeza y constancia en las reglas lo que hacen es crear conflicto en ellos. Esto no debe variar por ningún motivo para que ellos tengan claro lo que deben hacer y porque deben hacerlo. Nunca se le debe contestar a un niño “porque si”, ellos son personas que piensan y analizan y esta respuesta no es lógica y pierde frente a los hijos.

No Comentarios »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© Copyright 2017 • Kangaroo Day Care • Política Manejo de Datos

Website Design and CMS by HOP Group